• C/ Orellana, 12 - 28004 Madrid
  • De lunes a jueves: 09.00 - 19.00h; Viernes: 09:00 - 1400h

Los bancos deberán admitir una quita importante para salvar Abengoa

Las entidades bancarias comprometidas por la deuda de Abengoa, que supera los 20.000 millones de euros incluyendo los créditos, las líneas de circulante y la financiación de proyectos, saben que la salida más probable para evitar la quiebra del grupo Abengoa, que el miércoles presentó el preconcurso voluntario de acreedores, será plantear una fuerte quita o condonación de parte de la deuda, la reestructuración del endeudamiento y la capitalización de la compañía. Ya se han reinicado las negociaciones con el nuevo punto de partida. Las acciones se recuperan en el mercado continuo tras salir del Ibex 35.

Dejar caer la firma será en todo caso la última opción que conciben los principales acreedores de Abengoa. Incluso el Ejecutivo se ha pronunciado con respecto a la necesidad e importancia de sacar adelante a la compañía evitando el Concurso de Acreedores a través del proceso de negociaciones actualmente abierto. Incluso ha ofrecido su colaboración a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que es una de las instituciones financieras acreedoras de Abengoa. En concreto, cuenta con una deuda de 161 millones de euros.

Durante las negociaciones previas a la solicitud del preconcurso de la compañía, desde los bancos se reclamaba que el ICO asumiera una tercera parte de la financiación solicitada, es decir, unos 500 millones -las entidades financieras españolas asumirían otros 500 y las extranjeras 500 más-. Sin embargo, el ICO ofreció menos de 100 millones. Cabe interpretar por tanto que esta entidad será más flexible en futuras negociaciones, descartada la participación pública del Gobierno.

Incluso el Ministro de Industria ha reclamado públicamente a acreedores y empresa a llegar «pronto» a un acuerdo de refinanciación de la deuda para evitar el concurso de acreedores. Tras presentar el preconcurso voluntario el miércoles, la fecha límite es el próximo 25 de Marzo.

Con el nuevo escenario, en situación preconcursal, suspendida la ampliación de capital de 650 millones aprobada en junta el 10 de octubre, con una caída bursátil del 72% en dos días y con la desconfianza del mercado en máximos -las agencias de calificación Fitch y Moody’s han rebajado la calificación de Abengoa al borde de la quiebra-, los bancos retomaron ayer las negociaciones.

La irrupción de un socio industrial sería la mejor solución, pero en este momento es la más difícil, aunque habrá que esperar.

Por ello, el planteamiento más extendido entre las entidades, al menos entre las españolas, es aplicar una fuerte quita para reestructurar la deuda y terminar por convertirse en las propietarias. Defienden que el grupo tiene activos valiosos y que, a diferencia de otras quebradas como Martinsa Fadesa, Abengoa tiene un negocio que funciona, como ocurría con Pescanova.

La resolución de la firma gallega, ahora bajo la denominación Nueva Pescanova, se toma como ejemplo, ya que tras haber superado el concurso de acreedoresabre una nueva etapa de funcionamiento con la banca como principal accionista (77%), en buena parte gracias a la más que significativa quita de 2000 millones de euros.

Nueva Pescanova nace con un capital social de 13 millones de euros y un patrimonio de 59 millones de euros. El G7 (CaixaBank, Sabadell, Popular, Abanca, BBVA y UBI Banca), ostentan el 62 % del capital de Nueva Pescanova, asumen el mando de una sociedad participada también por otras entidades y fondos de inversión como SVP Global (5,84 %) y el banco británico HSBC Bank (8,93 %); y la vieja Pescanova, titular el 20 % de las participaciones sociales. Con ventas por 771 millones de euros al cierre del tercer trimestre, nace con una deuda de 1.050 millones, y mantiene 12.000 trabajadores en plantilla.

Fuente: Expansión, elEconomista.com, La Voz de Galicia

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published.

LATEST POSTS
MOST POPULAR
TEXT WIDGET

What makes Cleanmate trusted above other cleaning service providers? When you combine higher standards, smarter strategies and superior quality all in one package, the result is top notch.

A %d blogueros les gusta esto: