• C/ Orellana, 12 - 28004 Madrid
  • De lunes a jueves: 09.00 - 19.00h; Viernes: 09:00 - 1400h

Cerrado el concurso de acreedores de las sociedades que formaban «Trapa»

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Palencia, ha dictado un auto por el que da por finalizado el concurso de acreedores de las sociedades Brookfield Promociones SL, Soluciones Comerciales Trapa, Productora de Chocolates y Mitelman por «insuficiencia de la masa», es decir, que carecen tan siquiera de masa activa suficiente para generar liquidez y de esta manera pagar a sus acreedores las cantidades pendientes al momento del inicio del procedimiento concursal, al menos parcialmente.

Por este motivo, el juez ha declarado extinguidas las cuatro sociedades que conformaron en su día Trapa. Incluso se ha dispuesto el cierre de sus hojas de los registros públicos, así como el cese de la administración concursal.

El cierre de las actuaciones ha tenido lugar cuatro años después de que, en junio de 2011, se declarara el inicio del concurso voluntario de acreedores, antigua suspensión de pagos, de las sociedades antes mencionadas pertenecientes al grupo Nueva Rumasa. En aquel momento se estableció un pasivo conjunto de 83,5 millones de euros.

Asimismo, en febrero de 2015, el Juzgado de lo Mercantil de Palencia condenó al empresario José María Ruiz Mateos y a los administradores de las cuatro empresas que conformaban la sociedad empresarial Trapa, a que asumieran en favor de los acreedores el importe que no percibieran de la liquidación de dichas sociedades y cuyo déficit global, según los datos ofrecidos por la administración concursal, ascendía a más de 128 millones de euros, imponiendo además la inhabilitación para gestionar bienes ajenos durante 15 años, así como para representar o administrar durante dicho período.

El juez tuvo en cuenta a la hora de dictar sentencia los informes remitidos al Juzgado tanto por parte del Ministerio Fiscal como por la administración concursal de las sociedades empresariales que conformaban la chocolatera. En ambos casos fueron calificados como concursos culpables.

Venta de la Unidad Productiva «Trapa»

Ha de tenerse en cuenta que a mediados de 2013 la administración concursal transmitió la unidad productiva de la chocolatera a la familia Fernández Calvo, de raíces palentinas, que cambió la denominación de la firma bajo el nombre de Europraliné-Trapa. De hecho, los nuevos responsables han relanzado con fuerza la planta chocolatera de Dueñas en los mercados nacionales e internacionales bajo la nueva denominación.

La Ley Concursal permite adquirir negocios de empresas que se encuentran en concurso para mantener la actividad. En ocasiones es la mejor alternativa para asegurar la continuidad de la producción y de los puestos de trabajo, dejando atrásel endeudamiento que ahogaba al conjunto de la empresa.

 

Fuente: DiarioPalentino.es

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published.

LATEST POSTS
MOST POPULAR
TEXT WIDGET

What makes Cleanmate trusted above other cleaning service providers? When you combine higher standards, smarter strategies and superior quality all in one package, the result is top notch.

A %d blogueros les gusta esto: