• C/ Orellana, 12 - 28004 Madrid
  • De lunes a jueves: 09.00 - 19.00h; Viernes: 09:00 - 1400h

Consideraciones acerca de los grupos de sociedades en sede concursal

Antes de comenzar el análisis de la figura de los grupos de sociedades debemos precisar su falta de regulación sistemática. Esta ausencia de reconocimiento legal de los grupos de sociedades en la legislación mercantil está provocando continuas remisiones al artículo 42 del Código de Comercio -en adelante, Ccom.- en cada una de las normas reguladoras del Derecho de Sociedades generando con ello inseguridad jurídica. Solo en la Propuesta de Código de Sociedades Mercantiles han tenido cabida los grupos de sociedades.

En lo que a la legislación concursal se refiere, la Reforma Concursal ha introducido el concepto de grupo de sociedades en su Disposición Adicional Sexta estableciendo una remisión al artículo 42.1 Ccom.

El concepto de grupo en el sistema concursal español

El grupo de sociedades no puede por sí mismo concursar debido a que no tiene reconocida personalidad jurídica propia. Teniendo esto en cuenta, debemos aclarar que la declaración de concurso de acreedores de una sociedad perteneciente a un grupo de sociedades –incluyendo la sociedad “matriz” del grupo– no determina de forma automática la declaración de concurso de las restantes sociedades que integran dicho grupo. De hecho, declaradas en concurso de acreedores distintas sociedades pertenecientes a un mismo grupo, pueden no ser acumulados los concursos y continuar el procedimiento de forma individual. No obstante, procesalmente resulta aconsejable la acumulación de concursos de sociedades pertenecientes a un mismo grupo mercantil para dar una solución conjunta –a través de convenio o liquidación– a la situación de insolvencia.

Acumulación de concursos

De conformidad con el artículo 25 de la Ley Concursal –en adelante, LC – podrá ser solicitada la declaración conjunta de concurso por los deudores que formen parte de un grupo de sociedades. Esta declaración de concurso conjunto no producirá una consolidación de masas sino una mera coordinación de procesos tal como establece el artículo 25 ter LC.

El escrito de solicitud de acumulación de concursos deberá exponer las ventajas de dicha acumulación de manera razonada. Entre las ventajas de la acumulación de concursos encontramos dos grandes beneficiados: de un lado el deudor en concurso y, de otro, los acreedores. En relación con los acreedores, encontramos ventajas significativas tales como la revelación de los responsables de la situación de insolvencia tras la interposición de acciones de reintegración en el seno del grupo o, acciones de responsabilidad de administradores culpables de la generación o agravamiento de la situación de insolvencia de la sociedad. En cuanto a los beneficios que puede obtener la concursada encontramos la posibilidad de coordinar el grupo en su conjunto para dar una salida a la situación de insolvencia, bien a través de convenio o de liquidación. El tratamiento unitario de las unidades productivas puede resultar beneficioso de cara al mantenimiento de la actividad o de su realización conjunta.

En relación con las acciones de reintegración, la identidad de un único administrador concursal puede ofrecer ventajas de cara a la resolución no contenciosa de las acciones que se puedan plantear entre sociedades del grupo.

A pesar de la existencia de eventuales supuestos en los que la identidad de administración concursal pueda afectar los intereses contrapuestos de sociedades pertenecientes a un mismo grupo de empresas, a nivel general, dicha identidad de administración concursal puede resultar beneficiosa atendiendo al interés del concurso ya que, será una única administración concursal la que analice la contabilidad de cada una de las sociedades inmersas en la eventual operación vinculada. Además, la coordinación de las propuestas de convenio y/o liquidación resultarán más eficientes si son realizadas por una única administración concursal.


Elaborado en 2002 por los profesores SÁNCHEZ CALERO, F., ROJO, A., BERCOVITZ, R.
Ley 38/2011, de 10 de octubre, de reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal
Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published.

LATEST POSTS
MOST POPULAR
TEXT WIDGET

What makes Cleanmate trusted above other cleaning service providers? When you combine higher standards, smarter strategies and superior quality all in one package, the result is top notch.

A %d blogueros les gusta esto: