• C/ Orellana, 12 - 28004 Madrid
  • De lunes a jueves: 09.00 - 19.00h; Viernes: 09:00 - 1400h

Escenarios en los que una empresa puede estar en función de la crisis económica de la que adolece y el tratamiento de esta más adecuado a aplicar:

  1. Aquella empresa operativamente viable pero financieramente apalancada que prevé que no podrá hacer frente de forma inminente a sus obligaciones.

      2. Aquella empresa operativamente viable pero con un importante apalancamiento financiero que le ha supuesto una situación de insolvencia actual.

      3. Y aquella empresa que debido a diversos factores, la única opción posible será la liquidación ordinaria de su patrimonio.

De este modo, desde IURE, contamos con diferentes mecanismos para dar un tratamiento personalizado a cada uno de estos escenarios.

1. Empresa operativamente viable en situación de Insolvencia Inminente.

En este caso, si bien la situación todavía no deviene crítica, será recomendable y podría afirmarse que será necesario anticiparse para no agravar más la situación que acontece pues de las decisiones que se tomen en este momento, hablaremos del reflote de una sociedad o de una irreversible liquidación de la sociedad.

Es en este punto, donde a través de IURE tras el exhaustivo estudio de la estructura societaria así como del mercado sobre el que opera la empresa target, elaboraremos un Plan de Empresa del cual se desprenda la posible y efectiva viabilidad de la empresa.

De este modo, acorde con lo establecido en el plan de viabilidad, se aplicarán las herramientas de refinanciación y reestructuración más adecuadas que permita a la empresa cumplir con sus pagos a corto y medio plazo a través de su actividad ordinaria, solventando así la crisis económica transitoria que padecía.

EJEMPLO: una herramienta de reestructuración de la empresa, será la venta de Unidades Productivas, es decir, liberar a la Sociedad Target de la obsolescencia productiva.

2. Empresa operativamente viable en situación de Insolvencia Actual

En este caso, la situación, al contrario que en el primer escenario, sí deviene crítica¸ la sociedad se encuentra en situación de insolvencia actual y por tanto tiene el deber de solicitar la declaración de concurso.

Sin embargo, la empresa, desde el punto de vista operativo, es viable, tiene capacidad suficiente para generar flujos de caja con los que hacer frente a sus obligaciones.

Pero el apalancamiento financiero tan agravado del que adolece, no le permite destinar los referidos flujos a los costes operativos, asfixiando así a la empresa hasta llegar a la situación en la que nos encontramos.

El tratamiento más adecuado en este caso no es la liquidación ordenada de la sociedad. Será en este punto, donde IURE ABOGADOS a través de los instrumentos preconcursales así como los instrumentos societarios que la normativa concursal y societaria, respectivamente, ponen a nuestra disposición. aplicará los mecanismos de refinanciación y reestructuración empresarial de la forma más efectiva posible para solventar la situación padecida.

EJEMPLO: herramienta de refinanciación: acuerdos de refinanciación art.71 bis LC o en caso de ser necesario y/o tratar de alcanzar el blindaje rescisorio y/o el efecto arrastre de los acreedores financieros disidentes, acuerdos de refinanciación homologados judicialmente DA4ª LC.

3. Empresa en situación irreversible

En este caso, la empresa en cuestión no tiene salvación alguna en cuanto a reflotar su negocio y hacer frente a sus obligaciones a través de su actividad ordinaria.

Por lo que la vía más adecuada para maximizar los intereses de todas las partes involucradas será la liquidación ordenada de la sociedad.

Sin embargo, todavía queda un matiz importante que solventar, la responsabilidad.

Desde IURE ABOGADOS no solo trabajamos en la liquidación ordenada de la sociedad sino también en la exoneración de toda posible derivación de responsabilidad sobre los órganos societarios.

El método utilizado desde el equipo de IURE ABOGADOS para realizar un correcto diagnóstico de la situación y emplear la receta adecuada, se conforma de las siguientes fases:

  • Análisis y diagnóstico de la situación inicial de la compañía y su endeudamiento.
  • Clasificación de la empresa y situación que padece dentro del escenario correspondiente de los anteriormente señalados.
  • Elaboración de un informe preliminar de la situación, objetivos a alcanzar y mecanismos a emplear para maximizar los recursos propios y/o la obtención de recursos ajenos en orden a maximizar todos los intereses involucrados.
  • Informe final recopilatorio de las propuestas seleccionadas.
  • Puesta en marcha del plan establecido y seguimiento del desarrollo de este hasta su finalización con la consecución de los objetivos perseguidos. 

Libro: Cómo salvar a una empresa con deudas

Incluye balance inicial, final y todos los pasos para reflotar tu empresa-


EJEMPLO: nos encontramos ante una empresa operativamente viable en situación de insolvencia actual.

- Tras el análisis y diagnóstico de la situación inicial, de la compañía y de su endeudamiento, la situaremos en el escenario número 2.

- Se elaborará un plan de viabilidad basado en términos razonables que haga posible la continuación de la actividad ordinaria de la empresa y, de este modo, hacer frente a sus obligaciones a través de los flujos de caja generados.

- Se diseñará la propuesta de acuerdo de refinanciación y desde IURE ABOGADOS se actuará como agente, en las negociaciones con las distintas entidades.

- Cerrada la operación en los términos pactados que, permitan la continuidad de la actividad de la sociedad y la satisfacción en su máximo exponente posible de los distintos intereses involucrados, se llevará a cabo un seguimiento a lo largo de todo el proceso.