• C/ Orellana, 12 - 28004 Madrid
  • De lunes a jueves: 09.00 - 19.00h; Viernes: 09:00 - 1400h

El Real Decreto- ley 8/2020, de 17 de marzo de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, ha abordado temas tales como, además de los enunciados en el título, la moratoria en el pago de hipotecas, temas relativos a los autónomos y a la Ley de Sociedades de Capital, medidas laborales, préstamos ICO y aplazamientos tributarios. 

Entre las medidas concedidas a las familias y colectivos vulnerables, destacamos que durante un mes, desde la entrada en vigor del presente real decreto-ley, se prohíbe a los suministradores de energía eléctrica, gas natural y agua cortar el suministro de dichos suministros básicos. También se prorroga, hasta el 15 de septiembre de 2020, el bono social que es un descuento en el PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor), es decir, un descuento en la factura que tiene el consumidor vulnerable. 

En relación con las propuestas de carácter laboral consideramos necesario dividirlas en dos bloques, uno en el que encuadraríamos las medidas más gravosas y otro en el que encuadraríamos las medidas menos gravosas. Debido a la importancia del primer bloque, las medidas más gravosas las analizaremos más detalladamente en un artículo propio. 

Las medidas menos gravosas tienen por objeto que, en aquellos sectores donde sea posible, se fomente el trabajo desde el domicilio o teletrabajo, animando a las empresas a implantar facilidades siempre que el resultado sea proporcionado al esfuerzo, anteponiendo estas medidas menos gravosas frente a las más gravosas. 

Derivado de la situación actual de excepcionalidad que vivimos se han cerrado muchos colegios y, por ende, muchos menores permanecen en sus domicilios al cuidado de sus padres. Ante esta situación, el Real Decreto-ley 8/2020 reconoce el derecho a adaptar el horario laboral de las personas trabajadoras, siempre y cuando sea vinculada dicha reducción para el cuidado de menores, cónyuge, pareja de hecho o familiares hasta segundo grado. Se trata de una medida excepcional derivada directamente de la actuación del COVID- 19 en nuestra sociedad. 

Del mismo modo, también se permite una reducción de la jornada laboral, de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de los trabajadores, cuando concurran las causas enunciadas en el párrafo anterior, pudiendo llegar la reducción al 100% de la jornada si resultara necesario. 

En el caso de que una persona trabajadora ya se encontrara disfrutando de una reducción de jornada podrá renunciar temporalmente a ella o, solicitar que se modifiquen los términos de su disfrute cuando concurran las causas anteriormente enunciadas. 

Finalmente queríamos hacer una breve mención a una cuestión como es la prórroga de la vigencia del documento nacional de identidad. Esta vigencia queda prorrogada por un año, hasta el día 13/03/2021, la validez del documento nacional de identidad de las 

personas mayores de edad titulares de un documento que caduque desde la fecha que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19"
A %d blogueros les gusta esto: