• C/ Orellana, 12 - 28004 Madrid
  • De lunes a jueves: 09.00 - 19.00h; Viernes: 09:00 - 1400h

Rato satisfecho con su actuación en BANKIA

Durante su comparecencia extraordinaria en el Congreso de los Diputados, el ex presidente de Bankia se mostró satisfecho con sus decisiones durante los dos años de mandato, siempre influenciada por la fuerte crisis económica y por los continuos cambios de normativa promovidos tanto por el Gobierno nacional como por las autoridades europeas.

Rodrigo Rato explicó cómo al llegar en 2010 a Caja Madrid se encontró con un déficit de 2.600 millones, por lo que formó un SIP (Sistema Institucional de Protección) para compensar dicho déficit con ayudas públicas. Con este fin negoció con cinco cajas que representaban en total un 20% de Caja Madrid. Sin embargo, para obtener las ayudas se exigía un mínimo del 25%, por lo que el gobernador del Banco de España le propuso la fusión con Bancaja en una reunión mantenida a tres bandas el 2 de junio de 2010. Tras estas negociaciones, tres informes de auditoría y un cuarto del Banco de España, Rato aceptó la operación.

Una vez formada la SIP, y por consejo del auditor de no esperar más, Bankia salió a bolsa en julio de 2011.

Entre ambas acciones, se modificó varias veces la normativa de recursos propios y sobre provisiones, en tanto en cuanto las entidades que tuvieran participación privada de capital tenían que tener un 8% de recursos propios y aquellas que no lo tuvieran, debían llegar a un 10%. Como Bankia no tenía capital privado, ni podía conseguirlo salvo fuera nacionalizada y recibiera así una nueva ayuda del FROB, optaron por sacar una parte del capital ofreciendo un elevadísimo descuento y así captar los 1.795 millones de euros  necesarios para alcanzar el ratio  de capital del 8%. De este modo, según el Gobierno y el Banco de España, se recuperaría parte de la confianza perdida en los mercados. Sin embargo, los inversores internacionales apenas compraron el 4,5% del capital.

Rato defiende esta operación se realizó con las cuentas auditadas e el asesoramiento de importantes entidades de inversión, las cuales fijaron el precio de salida, y aseguró que si no hubieran salido a bolsa no habría podido financiarse, ya que las condiciones del mercado no han dejado de empeorar.

Respecto a las últimas cuentas que presentó en las que reflejaba un beneficio para Bankia de 306 millones de euros, Rato preserva su validez alegando que en su reformulación las cifras se vieron afectadas por los Reales Decretos de febrero y mayo, y el siempre presente deterioro de la economía. Los 3.030 millones de pérdidas resultado del recalculo son considerados por Rato producto de cambios en los criterios contables de los nuevos gestores, que aumentaros las provisiones de posibles deterioros futuros, alegando que no afectan al resultado operativo.

Sobre otros temas polémicos, como las indemnizaciones de los ex consejeros delegados del Banco de Valencia, el ex Ministro declaró que no percibieron indemnización o pensión alguna por parte de BFA-Bankia, y respecto a los sueldos de los ejecutivos, aseguró que estaban por debajo de la banda recomendada por el auditor o quedaron congelados hasta igualarse con el resto, según el caso.

Sin embargo, el ex presidente de Bankia no quiso explicar quién decidió no admitir su plan de saneamiento, ni cuánto dinero suponía el mismo, ni siquiera quien precipitó su salida el 7 de mayo.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published.

LATEST POSTS
MOST POPULAR
TEXT WIDGET

What makes Cleanmate trusted above other cleaning service providers? When you combine higher standards, smarter strategies and superior quality all in one package, the result is top notch.

A %d blogueros les gusta esto: