La andadura de la Reforma Laboral

15-06-2012 - IURE Abogados

Es ya bien conocido que el pasado día 11 de febrero de 2012 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, el cual conforme su Disposición final decimosexta entraba en vigor el día siguiente al de su publicación, por tanto el día 12 de febrero de 2012.

Pero, a este Real Decreto-ley todavía le quedaba camino por recorrer antes de llegar a su destino final; un camino en el que se está encontrando con modificaciones importantes, pero que ya está a punto de concluir.

Es importante recordar que, el Decreto-Ley o Real Decreto-Ley, es una norma con fuerza de ley, emanada del Gobierno en el ejercicio de una facultad originaria que le es otorgada directamente por la Constitución (art. 86), siendo su fundamento la necesidad de afrontar circunstancias excepcionales que hagan precisa la publicación inmediata de determinadas disposiciones con rango de ley, cuya urgencia y apremio impide esperar a la intervención del legislador ordinario y los trámites más pausados, como sucedía en el caso de la Reforma Laboral.

Procede su aprobación " en casos de extraordinaria y urgente necesidad ”, requisito del que se acredita su concurrencia en este Real Decreto-ley 3/2012 en el propio capítulo VII de su Exposición de Motivos.

Su carácter de norma " provisional " que la Constitución, en su artículo 86, concede a estas normas es porque inmediatamente a su publicación deben ser sometidas a debate y votación del Congreso de los Diputados, en un plazo máximo de 30 días, y han de pronunciarse expresamente, dentro de dicho plazo, sobre la convalidación o derogación del Decreto-Ley, pudiendo igualmente, durante ese plazo, acordar su tramitación como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia.

En cumplimiento de lo dispuesto en este artículo 86 de la Constitución, el Real Decreto-ley 3/2012 de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, fue sometido a debate y votación de totalidad por el Congreso de los Diputados, en su sesión del día 8 de marzo de 2012 , en la que se acordó su convalidación , así como su tramitación como Proyecto de Ley .

Es en esta última de las paradas de su camino donde se encuentra, a día de hoy, la Reforma Laboral, habiéndose acordado por el Congreso tramitar el Real Decreto-ley 3/2012 como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia, dentro de su andadura para alcanzar su conversión en Ley .

Es importante reseñar que, si el Congreso es la única Cámara facultada para la convalidación de los decretos-leyes y para la decisión inicial para la tramitación como proyecto de ley, la tramitación ulterior corresponde a las dos Cámaras (las Cortes Generales) en uso de la capacidad colegisladora, que les atribuye el artículo 66.2 de la Constitución.

Para su tramitación como proyecto de Ley, el Congreso de los Diputados acordó la remisión del Real Decreto-ley, ya convalidado, a la Comisión de Empleo y Seguridad Social, para su aprobación con competencia legislativa plena, al igual que abrió un plazo hasta el día 26 de marzo de 2012, en el que los Señores Diputados y los Grupos Parlamentarios podían presentar enmiendas. Este plazo de presentación fue ampliado hasta cuatro veces, hasta señalar, en última instancia, como fecha límite para la presentación de las mismas el día 16 de abril de 2012.

Finalmente se recibieron un total de 656 enmiendas, que fueron publicadas en el Boletín Oficial de las Cortes Generales en fecha 27 de abril de 2012.

En fecha 24 de mayo de 2012, la totalidad de estas enmiendas fueron votadas por la Comisión de Empleo y Seguridad Social con competencia legislativa plena del Congreso de los Diputados , en cuya votación se aprobaron definitivamente 26 del total de las enmiendas presentadas.

Con la aprobación de estas enmiendas, la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados, aprobó el texto del Proyecto de Ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, en el que se han introducido varias modificaciones al Real Decreto-ley 3/2012, y que fue publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales el pasado 4 de junio de 2012.

Este Texto, aprobado por la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados, del Proyecto de Ley de medidas urgentes para la reforma laboral, posteriormente se ha dado traslado al Senado, en el cual ha tenido entrada con fecha 1 de junio, remitiéndose a la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado.

Igualmente, dentro de la tramitación parlamentaria en el Senado, se estableció un plazo para la presentación de enmiendas, que finalizaba el pasado 5 de junio. Tras la finalización de dicho plazo se llegaron a presentar un total de 574 enmiendas al Texto, de las cuales 2 de ellas no fueron admitidas a trámite.

Por último, el pasado día 12 de junio de 2012 , la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado aprobó 11 del total de las 574 enmiendas presentadas , rechazando el resto. Aprobándose concretamente 11 de las 12 enmiendas presentadas por el Grupo Popular; la restante no fue admitida a trámite.

Concretamente es en este punto en el que nos encontramos a día de hoy, debiendo conocer que con la aprobación de estas enmiendas, se debe de publicar en el Boletín Oficial de las Cortes Generales el texto aprobado por la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado , en relación con el Proyecto de Ley de medidas urgentes para la reforma laboral, el cual nuevamente, se devolverá al Congreso para la aprobación definitiva del Proyecto de Ley tras la incorporación de las enmiendas aprobadas por el mismo Congreso y por el Senado.

Una vez que el Texto del proyecto de Ley sea remitido al Congreso, y sea aprobado definitivamente por el mismo, será cuando la Reforma Laboral alcance su conversión en Ley , y será entonces cuando tendremos su texto definitivo, con las modificaciones introducidas por las enmiendas, las cuales desgranaremos en profundidad en los próximos artículos, y que conforme su disposición final vigésima, entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

[Subir]

Más artículos de IURE Abogados