La Reforma Laboral y la lactancia

21-02-2012 - IURE Abogados


Con la reforma laboral, operada a través del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, se han producido ciertas modificaciones en materia de conciliación de la vida laboral y familiar.

En primer lugar, y en cuanto a la lactancia del menor hasta que éste cumpla nueve meses, los trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia al trabajo, que podrán dividir en dos fracciones, en virtud de lo dispuesto en el artículo 37.4 del Estatuto de los Trabajadores. No obstante, los trabajadores podrán acumular el tiempo en jornadas completas en los términos previstos en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo establecido en aquélla.

En este sentido, no se ha contemplado ninguna modificación de la regulación anterior en lo relativo a la lactancia, con la excepción de que, si anteriormente el permiso podía ser disfrutado indistintamente por el padre o la madre para el caso de que ambos trabajasen, actualmente sólo podrá ser ejercido por uno de los progenitores.

Por el contario, en cuanto al cuidado directo de algún menor de ocho años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, en la reforma laboral se contempla el derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquélla. A tal efecto, no se han producido grandes cambios con respecto a la regulación anterior en esta materia, salvo la introducción en el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores del término “diaria”, aspecto que podría dar a entender que no se podrán acumular las horas en días completos.

Más artículos de IURE Abogados