Reestructuración Mercantil


Toda andadura empresarial conlleva una serie de riesgos propios de cualquier actividad, por lo que es común utilizar una sociedad mercantil (habitualmente una sociedad anónima o una sociedad de responsabilidad limitada), para limitar ese riesgo empresarial y proteger el patrimonio personal de los administradores.

Sin embargo, el día a día de la empresa conlleva el nacimiento de nuevos riesgos empresariales (clientes impagados, caída en las ventas, sobreendeudamiento, sobrecoste laboral, etc.) que pueden afectar al conjunto de su empresa, determinando incluso su futuro, incrementando enormemente dichos riesgos en caso de no contar con un asesoramiento adecuado.

Para evitar este daño, es recomendable dotar a la empresa de la estructura societaria óptima que permita canalizar los distintos riesgos, en busca de su supervivencia.

En este sentido, y a modo de ejemplo, una línea de negocio no rentable no debe afectar a la viabilidad del resto de negocios, la exposición a un cliente impagado no debe suponer tensiones de tesorería de los proyectos viables y, en general, cualquier daño previsible en la actividad diaria de su empresa debe quedar aislado a través de la estructura societaria óptima para cada compañía en particular.

Por ello, en IURE Abogados contamos con un equipo de profesionales cualificado para llevar a cabo debidamente los procesos de reestructuración mercantil de sociedades, que permitan dotar a cada empresa de la estructura societaria óptima que garantice la continuidad de la actividad empresarial ante sus múltiples contingencias.

Le invitamos a comprobar en una primera reunión, sin compromiso, las razones de contar con Iure Abogados en el asesoramiento de su empresa así como a obtener segundas opiniones respecto de las propuestas de actuación que nuestros profesionales le planteen. Video: refinanciación