Reclamación por vía penal de las Participaciones Preferentes

10-09-2012 - María Jesús Puga


Todos los afectados por el asunto de las participaciones preferentes, podrían interponer denuncias por delito de estafa contra los directivos de las cajas y entidades financieras donde las hubieran adquirido.

Las participaciones preferentes son productos financieros, a través de los cuales se realiza una inversión en una entidad financiera con carácter perpetuo, es decir sin fecha de vencimiento determinada para adquirir la devolución del capital invertido. Además, cuenta con una liquidez muy reducida, pues sólo se puede recuperar la inversión vendiendo la misma en el mercado secundario, con las dificultades que ello implica, pues es posible que el valor de la misma se haya reducido considerablemente, y que se tarde bastante tiempo en conseguir venderla.

La única ventaja que obtiene el inversor de participaciones preferentes es que se trata de un producto que suele ofrecer una alta rentabilidad, por tanto,  aunque el riesgo de perder la inversión es grande, se puede ganar mucho si la cosa sale bien.

El producto en sí mismo es del todo legal, el problema surge si el inversor no tiene conocimiento del riesgo que asume, de modo que si lo hubiera conocido nunca hubiera contratado dicho producto.

Las entidades financieras, al parecer ofrecieron este producto a clientes que en ningún caso hubieran invertido en participaciones preferentes, ya sea porque expresamente hubieran manifestado su intención de contratar el típico depósito a plazo fijo garantizado, o ya sea porque no se les explicó correctamente los riesgos que asumían al invertir en participaciones preferentes.  Además, muchas de las entidades financieras como la CAM, BANKIA, ofrecieron este producto,  a sabiendas de que el valor de la inversión nunca se podría recuperar, porque la entidad ya se encontraba en situación de insolvencia.

Todos los inversores, que invirtieron en participaciones preferentes pensando que se trataba de un depósito fijo o desconociendo el riesgo que asumían, se puede decir que fueron engañados con el fin de obtener de ellos un desplazamiento patrimonial, que en todo caso les ha causado un grave perjuicio, y que no habrían realizado si hubieran conocido dicho perjuicio.

Estos inversores, además de hacer su reclamación contra el propio Banco también, podrían reclamar directamente contra los directivos de las distintas entidades financieras, presentando la correspondiente denuncia penal, por delito de estafa.

En el proceso penal que se iniciara, los  directivos de las cajas y entidades financieras, además de asumir su responsabilidad penal por la comisión de un delito, serían también responsables civilmente, de modo que tendrían que responder con su propio patrimonio por el perjuicio causado.

De esta forma se abriría una vía más de reclamación para todos los afectados, sobre todo ante la aprobación del Real Decreto- Ley 24/2012, de 31 de agosto, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, que en su artículo 47 parece impedir a los afectados por préstamos participativos reclamar a la entidad financiera, ni al FROB, para el caso de que aquella resulte intervenida por encontrarse en situación de insolvencia.


Afectados Participaciones Preferentes


Desde IURE Abogados se aconseja a los afectados por la compra de participaciones preferentes a que ejerciten sus derechos, para lo cual ponemos a disposición de nuestros clientes los servicios de nuestro Departamento Penal Económico.
Contáctenos
para que podamos informarle de nuestros servicios legales de asesoría.

Más artículos de IURE Abogados