Las empresas pagarán por los trabajadores próximos a la jubilación una aportación económica al tesoro público

19-03-2013 - IURE Abogados


Las empresas de más de 100 trabajadores o que formen parte de un grupo de sociedades que tramiten un despido colectivo deberán realizar una aportación económica al Tesoro Público por los trabajadores de 50 o más años afectados por tales medidas .

Esta normativa, la cual ha supuesto un cambio en la llamada “enmienda telefónica”, se aplicará con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2013, por lo que aquellas empresas que estén tramitando un procedimiento colectivo de despido también deberán abonar la contraprestación económica.

El pasado sábado 16 de abril se publicaba el Real Decreto- ley 5/2013, entre cuyos objetivos se encuentra la necesidad de desincentivar la discriminación de trabajadores de más edad en el marco de medidas extintivas de la regulación de empleo, así como de racionalizar las obligaciones de la empresa.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de valorar si estamos obligados a realizar la aportación económica?

En aras a evitar que el expediente de regulación de empleo se centre mayoritariamente en trabajadores próximos a la edad de jubilación, se establecen una serie de requisitos cuantitativos .

En primer lugar, tal y como indicamos al inicio, sólo será aplicable a empresas de más de 100 trabajadores o que formen parte de grupo de sociedades.

Asimismo, será preciso realizar los siguientes cálculos:

1º) Del total de trabajadores despedidos, cuántos tienen 50 o más edad.

2º) Del total de la plantilla que permanece, cuántos tienen 50 o más edad.

Así por ejemplo, en un despido colectivo en el que el 30% de los afectados son de 50 o más edad y el número de los trabajadores con dichas edades que permanecerá en la Compañía suponen un total del 20%, se deberá realizar la aportación económica.

La norma establece que también computarán a los efectos anteriores, los despidos que se hayan realizado en los tres años anteriores al ERE o en el año posterior al despido colectivo, siempre que no se trate de finalización del contrato de trabajo por conclusión del plazo convenido.

Por otro lado, también se fijan criterios económicos , siendo preciso que la empresa haya obtenido beneficios en los dos ejercicios anteriores o que en los cuatro años anteriores al despido colectivo haya alcanzado beneficios al menos durante dos ejercicios.

¿Cómo calculo la aportación económica que deberé abonar si cumplo los requisitos?

Deberán incluirse el importe bruto, desde la fecha del despido, de las prestaciones y subsidios por desempleo de estos trabajadores, incluyendo las cotizaciones a la Seguridad Social realizadas por el SPEE. La normativa establece una serie de criterios entre los que se encuentra un tipo aplicable que se establecerá en función del número de trabajadores de la empresa, los que estén afectados por el despido con dichas edades y los beneficios de la sociedad.

Si la empresa logra recolocar a los trabajadores despedidos en los seis meses posteriores al despido, quedarán excluidos los importes de prestaciones y subsidios por desempleo de aquéllos.

¿Qué ocurre si la empresa cesa definitivamente?

La normativa establece que en caso de cierre de la empresa se podrán adoptar medidas cautelares oportunas para asegurar el cobro de la deuda correspondiente a la aportación económica.

No obstante lo anterior, si la empresa está en concurso de acreedores, no será aplicable la normativa indicada, por lo que no se formalizará el acuerdo con el Tesoro Público.

Más artículos de IURE Abogados