Novedades Fiscales del Real Decreto-Ley 20/2012

17-07-2012 - Mª Auxiliadora Blázquez


El pasado 14 de Julio se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad que, entre otras, incluye novedades tributarias en diversos impuestos, en algunos casos modificando las reformas introducidas por los Reales Decretos-ley 9/2011, 20/2011 y 12/2012, todas ellas destinadas a la reducción del déficit público.

En lo que se refiere al Impuesto sobre el Valor Añadido, y con el objeto de aproximar los tipos de gravamen aplicables a los existentes en la Unión Europea, se incrementa el tipo general del 18% al 21% y el tipo reducido del 8% al 10%. Cabe destacar también que determinados productos y servicios pasan a tributar a un tipo impositivo distinto al que venían tributando, tal es el caso de los servicios mixtos de hostelería, la entrada a teatros, circos y espectáculos, los servicios funerarios, los servicios de peluquería, los servicios de televisión digital y la adquisición de obras de arte.

Dicha medida entrará en vigor a partir del próximo 1 de septiembre otorgando de este modo un plazo a los diferentes agentes económicos para que puedan adaptarse a la misma, estando acompañada a su vez, por una reducción de las cotizaciones sociales en 2013 y 2014.

En el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se suprime ya para 2012 la deducción por adquisición de vivienda habitual aplicable a los contribuyentes que adquirieron su vivienda antes de 20 de enero de 2006. Adicionalmente, hasta el próximo 31 de diciembre de 2013, se eleva el porcentaje fijo de retención o ingreso a cuenta aplicable a los rendimientos del trabajo derivados de impartir cursos conferencias, seminarios o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas siempre que se ceda el derecho a su explotación y a los rendimientos de actividades profesionales que se abonen, al 21 % y se fija en el 19% para a partir de esa fecha.

En relación con el Impuesto sobre Sociedades, las medidas nuevamente afectan, fundamentalmente, a las grandes empresas, que ven agravadas temporalmente las limitaciones a su capacidad de compensación de bases imponibles negativas e incrementados sus pagos fraccionados.

Para todos los sujetos pasivos se reduce el límite máximo anual para la deducibilidad de la amortización de intangibles de vida útil indefinida, como se hizo anteriormente con el fondo de comercio adquirido con un negocio.

Con carácter exclusivo hasta el 30 de noviembre de 2012, se establece un nuevo gravamen especial del 10% sobre rentas de fuente extranjera, similar al introducido por el Real Decreto-ley 12/2012 del 8% para este tipo de rentas, pero exigiendo para su aplicación menos requisitos.

Finalmente, destacan también las modificaciones en la imposición sobre las labores del tabaco, que deben contribuir, dada su finalidad esencialmente recaudatoria, a la mejora de los ingresos tributarios y como instrumento al servicio de la política sanitaria.

Con dichas medidas se busca consolidar las finanzas publicas y reducir el déficit público para de este modo contribuir a la recuperación de nuestra economía.

Más artículos de IURE Abogados