Hacienda eleva el limite y permite aplazar deudas sin garantía

12-11-2015 - IURE Abogados

La Orden EHA/1030/2009, de Abril de 2009 establecía, como límite exento de la obligación de aportar garantías en las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento, los 18.000 euros.

El pasado 20 de Octubre de 2015, ha sido publicada, en el Boletín Oficial de Estado (BOE), una nueva orden que modifica la anterior, por medio de la cual se pretende agilizar el procedimiento de gestión de las solicitudes de aplazamiento de deudas, impulsando su gestión automatizada, otorgando facilidades al obligado al pago para el cumplimiento de sus obligaciones frente a Hacienda, ante dificultades económico financieras de carácter transitorio.

Así pues, se ha elevado el límite de deudas prorrogables sin garantías o avales, desde los 18.000 euros hasta los 30.000 euros.

El ámbito de aplicación de la presente orden se refiere a las solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento de pago de las deudas gestionadas por la Agencia Estatal de Administración Tributaria y por los órganos u organismos de la Hacienda Pública Estatal.

Ahora bien, existen diferentes visiones con respecto a esta decisión y nueva Orden:

El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, entiende que la decisión de Hacienda de articular una orden que permite aplazar el pago de deudas tributarias de hasta 30.000 euros a empresas y contribuyentes sin aportar garantías ni avales, va a empeorar la recaudación del fisco.

Los problemas se derivan de que una empresa, un autónomo o un contribuyente podrán pedir un aplazamiento de pago de deudas tributarias de hasta 30.000 euros a Hacienda sin necesidad de aportar avales ni garantías, aunque no tengan problemas de liquidez para hacerlas frente (como forma de financiación).

La realidad es que la Agencia Tributaria no tiene medios para revisar la situación de los que pidan la dispensa de garantía, por ello se van a solicitar de forma indiscriminada y se concederán automáticamente, lo que según el Secretario General de dicho Sindicato, va a empeorar la recaudación de Hacienda.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda entiende que de esta manera un mayor número de contribuyentes contará con más facilidades para cumplir sus obligaciones tributarias.

La Agencia Tributaria recibe más de 25.000 solicitudes anuales de aplazamiento de deudas, por lo que con esta modificación una parte de dichas solicitudes será resuelta de forma totalmente automatizada con mayor celeridad, al no ser necesaria la comprobación de avales o garantías.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que se prevee que en 2016, el tipo de interés de demora aplicable a aplazamientos de deudas tributarias, pasará del 4,37 actual al 3,75 por ciento, muy por debajo del tipo de interés de financiación bancaria para pymes y autónomos.

Fuentes: BOE Finanzas.com

 

Más artículos de IURE Abogados