¿Cuánto dinero recuperan los inversores de empresas en procesos concursales?

20-09-2016 - IURE Abogados

Un estudio realizado recientemente por Standard & Poor's ha puesto de manifiesto el comportamiento en recuperación dedeuda de inversores en procesos de impagos, concursos de acreedores, procesos de reestructuración de empresas o quiebras en todo Europa en el periodo comprendido entre 2003 y 2005, en compañías con un ráting oficial o una estimación de crédito. 

Una de las conclusiones que ha publicado en su análisis Expansión, es que acogerse al concurso de acreedores -según la normativa española- es la peor opción para los acreedores, ya que las tasas de recuperación son más reducidas que si se opta por una reestructuración o un canje de deuda. Sin embargo la situación es diferente para los inversores, pues solo el 11% de las compañías evaluadas por Standard & Poor's se decantó por el concurso de acreedores, siendo la gran mayoría reestructutraciones en un 74% y canjes de deuda un10% del total.

Otra conclusión ha sido que los instrumentos mejor situados en el ránking de cobro consiguen más que los siguientes, como es evidente. Los préstamos bancarios o bonos que se encuentran primeros en el orden de prelación de pago, y que habitualmente cuentan con garantías, recuperan de media el 73% de lo invertido. Sin embargo, los dueños de bonos senior no asegurados se quedan solo con el 49%, mientras que la deuda subordinada recupera el 33%.

Siguiendo el orden de pago están las deudas de la segunda línea de pago o prelación, aún a pesar de que tengan garantías similares a la de los pasivos mezzanine (una deuda que se considera muy cercana a las acciones por su subordinación y riesgo). «Esto se refleja en que los inversores exigen un tipo de interés más alto para comprar deuda mezzanine», recuerda la agencia de ráting. Los dueños de estos pasivos han recuperado en los últimos 12 años el 35% de su inversión.
Los más conservadores (y peor retribuidos) propietarios de deuda en la segunda línea de preferencia han conseguido el 36%.

A eso se une otra creencia muy extendida de que los bancos controlan mejor sus inversiones que los dueños de bonos y que tienen más mecanismos a su alcance para anticipar problemas o para cobrar, en caso de que la caída ya sea un hecho, aunque según este análisis no parece ser tan así. Standard & Poor's ha contrapuesto las tasas de recuperación de empresas que tenían su deuda íntegramente en préstamos bancarios asegurados con las de otras que solo tenían bonos senior garantizados.
Aunque la comparación no es del todo equilibrada por el escaso número de ejemplos que estén en este último caso, la realidad es que los bonistas ganan a los bancos: históricamente, los bonistas han recuperado el 72% de media de sus inversiones, frente al 66% de las entidades financieras.

Fuente: Expansión

Más artículos de IURE Abogados