Comisiones

17-09-2012 - IURE Abogados


Comisiones: Cantidades cobradas por las entidades bancarias por la prestación de sus servicios (transferencias, mantenimiento de cuenta corriente, uso de tarjetas de crédito, descubiertos en cuenta corriente…). En este sentido, cabe mencionar que las entidades financieras tienen plena libertad en la fijación de las tarifas de las comisiones, debiendo en todo momento responder a servicios efectivamente prestado o gastos habidos.

Además, destacar que las comisiones pueden cobrarse juntas, como un sólo cargo genérico (caso de las tarifas planas) o separadas, es decir, un cargo individualizado por cada servicio prestado.

Por otro lado, y a modo de cita, señalar que el Banco Popular cobra 1,50 euros por indicar el concepto a realizar en un ingreso bancario, así como 0,50 euros al retirar dinero en efectivo en la ventanilla de cualquiera de sus oficinas.

En cuanto a las comisiones por devolución de efectos impagados, incluidas en los contratos de descuento bancario y similares, indicar que los Tribunales han establecido que resultan inexigibles por falta de causa, con excepción de que la entidad bancaria acredite la existencia de pacto sobre el devengo de tales comisiones y que las mismas han correspondido a la prestación de un servicio efectivo, diferente de la mera comunicación de impago.

Jurisprudencia:

Sentencia de la Audiencia Provincial de Jaén (Sección 1ª), nº 104/2006, de 10 de mayo

La comisión de devolución es siguiendo la doctrina jurisprudencial, el cargo que la entidad bancaria realiza en la cuenta corriente o de ahorro de la persona que le ha cedido para su cobro un documento que incorpora una orden de pago y que no ha sido satisfecho. Sobre la procedencia o no de dicha comisión, en el caso concreto, la cuestión esencial es a dilucidar, con independencia de cualquier otra consideración sobre la existencia o no de causa, en el percibo de dichas comisiones, es si las pares han fijado con claridad y precisión su existencia, aceptación expresa y cuantía en cada caso [...]

Sin perjuicio de la libertad de contratación los referidos contratos de descuento deben formalizarse por escrito concretándose con precisión y claridad las comisiones y gastos que deben abonar los clientes de las entidades bancarias con ocasión de los contratos con ellos concertados, con indicación concreta de su concepto, cuantía y demás circunstancias de devengo, sin que sean admisibles revisiones genéricas ni aceptaciones tácitas . Así pues, las exigencias fijadas no concurren en el caso que nos ocupa, en cuanto la comisión pactada se remite a un 5% mínimo del importe del efecto impagado [...]

Por ello, además de no estar fijada la referida comisión conforme a las exigencias legales, dicha comisión carece de causa, ya que en ningún momento, la entidad demandada hoy apelante, ha acreditado los servicios o actividades adicionales efectivamente prestados que le han servido para cobrar la comisión por el impago de efectos , rigiendo en esta materia el principio de realidad del servicio remunerado, y ello desplaza sobre la entidad bancaria le necesidad de probar cuáles son esos gastos habidos y potencialmente repercutibles, pero ello con indicación concreta de su concepto, cuantía, fecha, etc. [...]

Sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba (Sección 1ª), nº 149/2011, de 12 de mayo

“Se ha establecido que para que el a bono de la comisión por devolución de efectos impagados sea jurídicamente exigible son precisos los siguientes requisitos:

A. Que exista un pacto entre las partes que justifique el cobro de la comisión de devolución por parte de la entidad (…) debe de determinar de forma explícita y clara, el concepto y la cuantía concreta de la misma. Debe de tratarse, en suma, de un documento contractual, en el que se deberá hacer constar, con claridad y precisión, el concepto de la comisión, cuantía, fecha de devengo y liquidación, así como cualquier otro dato necesario para el cálculo del importe absoluto de la misma.

B. Que la comisión de devolución corresponda verdaderamente a la prestación de un servicio . (…) En esta misma línea discursiva se expresa el propio Banco de España, cuando en su Circular 8/1990, sobre transparencia de las operaciones bancarias y protección de la clientela, establece: “Las comisiones y gastos repercutidos deben de responder a servicios efectivamente prestados o gastos habidos. En ningún caso podrán cargarse comisiones o gastos por servicios no aceptados o solicitados en firme por el cliente [...]

No empece a nada de lo antes expuesto, la alegación de que la devolución de comisión compense el riesgo que sufren las entidades, pues al margen de que ese riesgo del cedente ya viene compensado por vía del interés que se establece en el de descuento, lo cierto es que no hay riesgo derivado del deudor para el banco, ya que éste toma los documentos para su cobro salvo buen fin (artículo 1.170 del Código Civil) esto es, sin asumir riesgo alguno derivado del impago. [...]

Sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Lucena, nº 286/2011, de 30 de septiembre

“Ahora bien, las razones que conducen a la sentencia de instancia a la estimación de la demanda, son, en primer término, la falta de precisión en el propio contrato de la concreta comisión que se devengaría, y en segundo término, lo que en ella se recoge a propósito de la inexigibilidad de la tan citada comisión por falta de contraprestación [...]

En conclusión, los clientes han de conocer y comprender, de forma completa y precisa, el alcance y contenido de los productos financieros contratados con las entidades bancarias, así como el riesgo que asumen, debiendo las entidades bancarias cumplir con las obligaciones de información impuestas por su normativa sectorial. En caso contrario, el contrato celebrado sería nulo por error en el consentimiento, debiendo las partes restituirse las cosas que hubiesen sido materia del contrato, con sus fruto e intereses, y todo ello en virtud de lo dispuesto en el artículo 1.303 del Código Civil.

Más artículos de IURE Abogados