Al Juez de lo Mercantil de Granada por el Auto declarando el Concurso de Grupo Dhul

16-03-2011 - Fernando González


ENHORABUENA SEÑORÍA: Bienvenido a ACORDE (Asociación Española por el Derecho Concursal Ético). Su Auto dictado el día de ayer (15 de marzo) acerca del concurso de la empresa de Nueva Rumasa, Grupo Dhul SL, merece todo tipo de piropos porque de él se desprenden los principios de la justicia material.

Enhorabuena Señoría por su diligencia: Ha tardado en dictar el Auto apenas horas después de habérselo solicitado la familia Ruiz Mateos. Hay juzgados que tardan meses en dictar tal resolución. Siempre hemos dicho que la justicia para que realmente sea justa, debe ser inmediata. Pues bien, en el ámbito de las empresas en crisis, este principio de inmediatez cobra especial relevancia (si hay algo que se pueda salvar, que sea cuanto antes; el transcurso del tiempo deteriora todos los activos).

Enhorabuena por haber aplicado la excepción del Art. 40.3 de la Ley Concursal que permite suspender en sus funciones a los antiguos administradores que se han hecho merecedores de todo tipo de reproches no ya solo civiles sino incluso penales. No deben estar presentes en ninguna de las funciones de administración futuras y menos aún si lo que se pretende es salvaguardar el interés de los acreedores ordinarios.

Enhorabuena por el perfil y el número de los administradores concursales designados. Asistimos con frecuencia a procedimientos concursales en los que los nuevos administradores de la concursada (los administradores concursales) o carecen de experiencia, o carecen de estructura, o carecen de seguro de responsabilidad. Ello conlleva que los objetivos del concurso se vean frustrados. No parece a priori que sea el caso de los administradores designados.

Por último, desde ACORDE invitar al resto de Juzgados de lo Mercantil que en breve tendrán que dictar autos relativos a otras empresas de la Nueva Rumasa que tomen como ejemplo el dictado por el juez de lo mercantil de Granada.


Más artículos de IURE Abogados