Amnistía fiscal para dividendos y rentas procedentes de paraísos fiscales

05-06-2012 - Mª Auxiliadora Blázquez

Gracias a la Orden Ministerial HAP/1181/2012, desde el día de ayer, las empresas que lo deseen podrán repatriar rentas derivadas de la transmisión de valores representativos de los fondos propios o dividendos de entidades no residentes en territorio español, con un descuento de 22 puntos.

El Real Decreto-ley 12/2012, en su artículo Tercero.Uno, ya prevé éste gravamen especial, con un tipo reducido del 8% , favoreciendo así para que las empresas traigan a España esos ingresos procedentes de paraísos fiscales y territorios de baja o nula tributación, si bien se exige que dichas rentas procedan de entidades que realicen actividades empresariales.

No solo se prevé ese gravamen especial para los dividendos, si no también para las ganancias derivadas de transmisiones de participaciones en entidades en territorio extranjero, con los requisitos ya previstos en el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Éstos requisitos son que la sociedad española tenga una participación en la filial de al menos un 5%, y que asimismo, realice actividades empresariales.

En ninguno de los dos casos podrían aplicarse las deducciones para evitar la doble imposición internacional. Lo anterior supone, que hasta la aprobación de éste gravamen reducido, las empresas con participación en entidades en el extranjero no repatriaban este dinero a España al no estar incentivado fiscalmente; debían tributar al 30% sino lo mantenían en el extranjero.

Por otro lado, este gravamen del 8% no será deducible en la base imponible del impuesto sobre sociedades, debiendo realizarse un ajuste extracontable de signo positivo.

La declaración e ingreso de este peaje especial de las rentas, deberá realizarse dentro de los 25 días naturales posteriores al devengo de la operación, es decir, 25 días después del acuerdo de distribución de beneficios en forma de dividendo, o bien, 25 días después de la transmisión de las participaciones.

Del mismo modo que regula la Orden HAP/1182/2012 para la declaración especial de los bienes y derechos no declarados, se establece la presentación telemática del modelo de declaración 250, que se incorpora a la Orden HAP/1181/2012 aprobada en la misma sesión.

Por lo tanto, las empresas que hasta ahora han mantenido rentas en paraísos fiscales o en territorios de baja tributación por no pagar el 30% correspondiente al Impuesto sobre Sociedades , podrán desde ayer, optar por el régimen alternativo propuesto por el Gobierno como incentivo para evitar la fuga de capitales.

Más artículos de IURE Abogados